Pastillas para la ansiedad

¿Cuáles son las Pastillas para la ansiedad más eficaces?

pastillas-para-la-ansiedad

Descubre las pastillas para la ansiedad más populares en el mercado y sus indicaciones.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Sanitarias (SESPAS) dio a conocer las conclusiones de su último informe, en el que recoge que la crisis y los ajustes económicos y sociosanitarios están dañando la salud de diversos colectivos, como son los menores en entornos de pobreza, inmigrantes, parados y mayores. En concreto, y tomando los indicadores vinculados a la salud mental, desde el inicio de la crisis han aumentado los trastornos del estado de ánimo, los trastornos de ansiedad, los trastornos somatomorfos y el abuso del alcohol. Desde pastillas-para te indicamos algunas de las pastillas más recetadas para tratar los episodios de ansiedad, estrés y nervios.

Pastillas para los nervios

Xanax

pastillas-para-ansieda-xanax

Xanax, además de ser un medicamento para la ansiedad regula los ataques de pánico.

Los médicos recomiendan Xanax para el tratamiento de nerviosismo o ataques de pánico. Su principio activo es el alprazolam. El tratamiento debe ser lo más corto posible: la duración total no debe ser superior a las 8 o 12 semanas. En tratamientos para la ansiedad, la dosis inicial es de 1 a 2 comprimidos 3 veces al día. Si además de ansiedad, padece de agorafobia, la dosis inicial es de 2 a 4 comprimidos al acostarse. Posteriormente, la dosis debe ser ajustada en función de la respuesta de su organismo. La dosis de mantenimiento habitual oscila entre los 5mg y los 6 mg al día, aunque en algunos casos se han necesitado 10 mg diarios.

Requiere de prescripción médica. No debe administrarse en mujeres embarazadas o lactantes y en niños.

Pastillas para el estrés

Neuryl

pastillas-para-ansiedad-neuryl

Neuryl además de ayudarte con la ansiedad también combate el estrés.

El principio activo de esta pastillas es el clonazepam y se receta, principalmente, para momentos de ansiedad y estrés ya que actúa sobre el sistema nervioso central ejerciendo un efecto sedante y ansiolítico. La dosis de Neuryl se adapta a cada uno de los casos. En los cuadro epilépticos (adultos y niños mayores de 10 años), se suele comenzar con 1,5 mg al día divididos en 2 o 3 tomas. Si es necesario, se puede aumentar la dosis hasta 0,5 o 1 mg cada 3 días. La dosis de mantenimiento oscila entre los 3 y los 6 mg. En los cuadros de pánico o estrés, se recomienda iniciar con 0,5 mg o 1 mg al día en 2 o 3 tomas. Normalmente es suficiente con 1 mg – 3 mg diarios.

Pastillas para relajarse

Vivinox

pastillas-para-ansiedad-vivinox

Pastillas para la ansiedad naturales.

Esta pastilla es un relajante 100% natural elaborado con extractos de plantas relajantes como son la valeriana, el lúpulo y la pasiflora. Está libre de ingredientes sintéticos que pueden causa adicción. Además, esta pastilla se puede tomar como relajante durante el día o como inductor del sueño por la noche.

El extracto de valeriana, tomado de día, devuelve la clama sin producir cansancio; tomado por la noche ayuda a combatir los problemas de insomnio, induciendo a un sueño natural y reparador. Los extractos de lúpulo y pasiflora producen un efecto relajante e induce el deseo de dormir.

Para relajarse, se recomienda tomar 2 pastillas 3 veces al día. Como inductor del sueño, se deben tomar 2 o 3 pastillas una antes de acostarse. Por otro lado, se recomienda tomar de forma discontinua, en tratamientos de 8 a 10 días, con intervalos de 2 a 3 semanas. Éstas son unas pastillas para relajarse que no crea adicción.

No son aptas para embarazadas, lactantes y menores de 12 años.

Pastillas para quitar la ansiedad

  1. Seroxat
pastillas-para-ansiedad-seroxat

Seroxat te ayudará en varios trastornos relacionados con la ansiedad.

Esta pastilla se usa para el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de angustia, el trastorno de ansiedad social, el trastorno de estrés post-traumático y el trastorno de ansiedad generalizada. A su componente activo, la paroxetina, se le conoce como la píldora de la timidez’.

Seroxat no debe utilizar en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años, al igual que en mujeres embarazadas o lactantes.

Para la depresión, el trastorno de ansiedad social, el de estrés post-traumático y el de ansiedad generalizada se recomienda una dosis inicial diaria de 20 mg y una dosis máxima diaria de 50 mg. En el caso del trastorno obsesivo-compulsivo y el de angustia, se recomienda una dosis diaria de 40 mg y un máximo de 60 mg.

  1. Trankimazin
pastillas-para-ansiedad-trankimazin

Trankimazin, un medicamento muy popular contra la ansiedad.

Su principio activo es el alprazolam y el uso más común de esta pastilla es para paliar los trastornos de ansiedad, provocados por fobias, trastornos de tipo obsesivo-compulsivo, ataques de pánico, estrés, agorafobia, etc. Más concretamente, Trankimazin se receta para ansiedad generaliza y para la asociada a la depresión.

Para el tratamiento de los estados de ansiedad, la dosis inicial es de 1 mg de alprazolam al día (4 comprimidos), repartidos en una o dos tomas. En los trastornos de angustia, se recomienda una dosis inicial de 0,5 a 1 mg de alprazolam (de 2 a 4 comprimidos) al acostarse, o bien 0,5 mg (2 comprimidos) dos veces al día, uno por la mañana y otro por l anoche.

En la mayoría de los casos, sólo se necesita un tratamiento de corta duración (no debe superar la dos semanas). Debe comenzarse con las dosis más bajas y no debe excederse la dosis máxima. Además, el tratamiento nunca se debe interrumpir de forma brusca. No es recomendable para embarazadas, lactantes o menores de 18 años. Requiere de prescripción médica.

CONCLUSIÓN

Aunque tengas síntomas asociados al trastorno de ansiedad, debes disponer del diagnóstico de un profesional médico para poder tratar esa anomalía ya que podrías estar padeciendo otro trastorno con síntomas parecidos. Por supuesto, nunca debes recurrir a la automedicación.

Por otro lado, debes saber que las pastillas para la ansiedad no curan este trastorno sino que lo que hacen es reducir su potencial arrasador en momentos de estrés o nervios. Una vez superado ese momento, debes ser tú mismo quien tiene que controlar la situación para no llegar a tener que depender de estas pastillas, ya que pueden crear adicción.

Los efectos secundarios atribuidos a estas pastillas no suelen variar entre unas y otras, y los más generales son somnolencia, irritabilidad, intolerancia a la luz, dolores de cabeza o disminución del deseo sexual, entre otros. Estos efectos pueden agravarse si retiras el tratamiento de manera brusca.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR